Casi todo lo que leí sobre cada uno de los trimestres del embarazo, que al principio resultaba muy cliché, terminó cumpliéndose casi con exactitud. Durante el primero te sentís pésimo (aunque yo zafé bastante de lo estomacal y lo que más tuve fue cansancio y sueño), durante el segundo estás fantástica, tenés más energía y -aún- poca panza y ya en el tercero todo se torna más lento y cuesta arriba.

Al momento de vestirse, el tercero también es uno de los más difíciles porque ya la panza está enorme y no te las arreglás con cualquier cosa. Por suerte, al ser verano, tengo el benficio de que no son tantas capas las que tengo que cubrir y eso vuelve la tarea más sencilla.

En este momento los maxivestidos son grandes aliados. Éste de Diseño Urbano me encantó por la paleta de colores alegre de su estampado, es lindísimo. Además, al ser corte princesa, calza justo donde inicia la panza así que se adapta súper bien a ella. Lo tenían en varios colores. Gri, de Glamoureando, lo tiene con fondo negro. ¡Miren qué bonito le queda haciendo clic acá! 

¿El bonus? Este tipo de vestidos no tiene por qué quedar relegado a la categoría de ropa para embarazadas. Al no tener ningún recorte especial que los restrinja a ese nivel, se pueden seguir usando cuando la pancita ya no esté más y así aprovechar la compra para futuros veranos con o sin bebé a bordo. 😉

¡Gracias a mi marido Guido por tomar estas fotos!

Por último, los maxivestidos y en especial los estampados como éste, son muy fáciles de combinar. Suelen tener suficiente información por sí solos así que lo ideal es dejarlos ser protagonistas y acompañarlos con ítems básicos siguiendo la paleta de color que sugieren.

¿Qué les parece?

Con cariño,

Jannu

Detalles del look >> Vestido, Diseño Urbano • Cartera, Mango • Collar #Moonstone y pulseras, We Love Karenina • Gafas, Infinit • Labial tono Velvet Teddy, Mac Cosmetics.

 

Related Posts

2 thoughts on “El maxivestido salvador

  1. Clara

    Jannu, Ya no te queda nada!! Disfruta mucho estas ultimas semanas con tu pequeña adentro! El mayor consejo que te puedo dar para el hospital es que lleves pañales para adultos! SIIII!! Diras, que “horror!” pero te juro que es de lo mas practico que podes usar en estas situaciones. Hoy vienen en formato bombacha super comodos y de verdad invisibles para el resto. Yo rompi bolsa en casa y no es como en las pelis que se te cae un balde de agua, sino que vas perdiendo liquido de a poco, con lo cual me vinieron barbaro. Y post parto, por mas que en la clinica te dan apositos y todo eso, el pañal contiene todo los apositos en forma perfecta y no tenes “escapes”, con lo cual no manchas camison, sabanas, etc.
    Luego, no se en que clinica la tendras, pero por mas que hacen 40°C llevale un conjunto a la beba con gorrito y mantita. Los bebes cuando nacen no regulan bien la temperatura, por lo que a veces las enfermereas te dicen que los “abrigues” un poco.
    Ultimo consejo, disfrutala mucho!!! Acordate que estuvo 9 meses en tu panza por lo cual ahora no va a querer despegarse de vos (y vos tampoco de ella!), tu calor corporal, olor y contacto le van a dar toda la tranquilidad que necesita. Como me dijo una enfermera cuando la llame porque no paraba de llorar en la cunita que te dan “ella lo que quiere es estar con vos, es asi de simple”. Dicho y hecho!
    Espero te sirva, besos!!
    Clara

    1. Jannu

      Qué lindo tu comentario Clara!! 🙂 Sos un amor, gracias por tomarte el tiempo de dejarme tus consejos. Tengo pañales que me dio una prima!! jajaj así que iré equipada. Me encantó la data para cuando rompés bolsa, no se me había ocurrido, seguro sea súper práctico. Y lo de tenerla bien cerquita siempre, es lo que más planeo… leí bastante de los beneficios de tener a los bebitos mucho encima así que lo intentaré! <3 Abrazo enorme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *