vestido rosa embarazada
Vestido HM, sandalias Via Uno, cartera XL Extra Large, Collar Karenina, pañuelo Sofia Lapenta

Siendo que faltan pocos días para el nacimiento de Chloé (este sábado cumplo 39 semanas, o sea ya puede nacer cuando quiera) y podríamos decir que llegué al final del recorrido les comparto un poco mi experiencia en relación a los cambios que viví en el cuerpo y el famoso aumento de peso:
Más o menos al tercer mes, mi obstetra me derivó con una nutricionista que, en función de mi peso inicial al quedar embarazada y mi estatura, me indicó un menú/dieta base sobre la cual guiarme para tener una alimentación sana y un rango de aumento de peso saludable. En mi caso, el mismo fue de 11.5 a 16kg, pero son valores que cambian de mujer a mujer. Recuerdo que cuando oí esa información casi me caigo redonda, me pareció muchísimo. Pero la nutri me dijo “No es tanto, tenés que considerarlo como posibilidad”. Ahora mirando hacia atrás lo entiendo.

Algo que no sabía es que mi cuerpo estaría mucho más receptivo y absorbente (si acaso aplica esa palabra jaja). Con esto me refiero a que retiene y conserva mucho más que sin un bebé en la panza, más allá de la cantidad que ingieras. La naturaleza es sabia y hay que confiar en ella… En que toma todo lo mejor de tu alimentación para dárselo al retoño que se está gestando.
Otro factor que no tuve en cuenta: que tendría mucho más hambre. A diferencia de otras mujeres, yo no tuve malestar estomacal en ningún momento, sólo un poco de “asco generalizado” y reticencia a ciertos sabores y aromas pero, a grandes rasgos me sentí muy bien, con lo cual comencé a aumentar de peso desde el primer trimestre.

look embarazada con blaze blanco
Vestido HM, blazer Forever 21, chatitas Via Uno, cartera Kate Spade

Lo bueno es que fue súper gradual así que los cambios se dieron de a poco y ahora, que ya estoy en los últimos días, estoy contenta de haberme mantenido en el rango indicado. Aumenté unos 14kgs, un buen punto medio entre lo mínimo y lo máximo que me habían indicado. Me siento bien pero debo reconocer que en la última etapa fue un poco más difícil al enfrentarme al espejo… Me cambió la cara, se me redondeó un montón, y los días de mucho calor, se me hincharon muchísimo las piernas y los pies, algo que no sólo molesta estéticamente sino que es bastante incómodo y -por momentos- doloroso porque sentís que los pies van a reventar. Ni hablar de que mis opciones de calzado se vieron súper limitadas, ¡no me entraba nada en mis #Empanapies! Sumado a eso, las hormonas descontrolaron mi piel con el amoroso regalo de darme rosácea y granitos en la cara. Sin dudas el tercero fue el trimestre más desafiante.

Por otro lado, en cuanto a la conexión con la bebita, fue el más lindo. Al estar más grande y sentirla moverse, reaccionar y participar más en mis días, su presencia e importancia creció y mucho. Saberla adentro mío, creciendo y terminando de formarse hizo que toda molestia pareciera un precio mínimo ante el milagro de su vida.

look embarazada maxivestido
Vestido EG Embarazadas, cartera Zara

¿Qué planes tengo para después del parto? ¿Dieta? ¿Ejercicio?

NO. Y me parece lamentable que desde los medios muchas veces se celebre lo “rápido que Pirula recuperó su figura”.

Mi plan principal es amamantar a Chloé, que se prenda bien y tenga lactancia materna exclusiva durante sus primeros 6 meses. Para eso lo más importante es continuar con una alimentación equilibrada que equipe a mi cuerpo con un mix saludable para que ella reciba lo mejor y tratar de descansar – en la medida de lo posible- y estar tranquila. Está comprobado que someterse a rutinas extenuantes o situaciones de estrés pueden cortar la producción de leche. Con lo cual, mi cuerpo seguramente tardará unos meses en acomodarse y volver a ser el de antes o parecido. Pero no importa, porque ya nada va a ser como antes y lo digo en el buen sentido. Tener un hijo es un cambio enorme y creo que lo mejor es abrazarlo con todo lo que implica… Sería raro pretender lo contrario. Sé que en algún momento voy a tener ganas y energía para activar mi cuerpo, retomar el ejercicio, tonificar, salir a caminar (¡y llevarla en su cochecito para que me acompañe!). Pero no será una prioridad sino algo que confío, se irá dando solo.

Con respecto a la lactancia, me estuve -y estoy- informando bastante al respecto y ya sé que no es un camino de rosas ni “tan natural” como poner la bebita al pecho y listo. Tengo claro que tiene un tiempito de adaptación, puede haber algunos contratiempos y dolores, pero sé que se puede pedir ayuda (fundamental tener la data de alguna puericultora, yo ya tengo el contacto de tres jajaja) y se puede salir airosa del desafío. Con todo mi ser, lo intentaré. Como dice una amiga, Anto, que fue mamá el año pasado: “paciencia y amor”.

look embarazada con camisa
Jeans de embarazada y camisa bordada EG Embarazadas, mochila Kanken Mini de Fjall Raven, botas Via Uno

¿Qué conclusión puedo ofrecer sobre este tema? 

• El aumento de peso durante el embarazo es inevitable y hay que entregarse al cambio. Ir controlándose es una buena idea, para que no sea excesivo.

• Seguir una dieta sana, intentando cumplir con la indicación de un nutricionista o la guía que algún libro sobre la alimentación durante el embarazo ofrezca, es una excelente decisión para ofrecerle lo mejor a tu bebé, que recibe de lo que vos ingerís.

• A pesar de que nos veamos distintas, haya días que nos cueste reconocernos y la hinchazón sea insoportable, el regalo al final del camino será el mejor y hará que todo valga la pena.

• Yo intenté mantener y adaptar mi estilo sin descuidar los detalles que me encantan y me hacen sentir bien: lucir un lindo makeup, usar accesorios, tener las uñas pintadas, elegir prendas que se adapten a mi nuevo cuerpo y sean cómodas. Se puede.

• Nada de hacer dietas para “recuperar la figura” rápidamente. Si tenés planes de dar la teta tené en cuenta que eso equivale a practicar un deporte de alto rendimiento (posta) y tenés que estar bien alimentada y descansada para hacerlo lo mejor posible.

Ya veremos cómo se dan las cosas una vez que la pequeña esté aquí y, con gusto, les iré compartiendo mi experiencia.

¿Cómo lo están llevando las que están embarazadas? Y las que son mamás… ¿Cómo les fue a ustedes con los cambios en el cuerpo?

Las leo. Es re lindo leer sus testimonios y experiencias, gracias de antemano por compartir y sumar cada una desde su lugar.

Con cariño,

Jannu

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

Related Posts

11 thoughts on “Cambios en el cuerpo durante el embarazo

  1. Laura

    Estoy de 38 semanas es Pero un bello principe tuve un embarazo super tranquilo sólo que ahora último se me hincharon los pies, y mi vida sigue igual que al principio aunque no lo creas lleve una buena alimentación y con mi peso aumente 13,500 siendo que mido 1,60 y estaba en mi peso mínimo me sentí muy bien saber que el creció bien y que lo estoy esperando con ansias, el que se llevó la peor parte fue el papá se comió todo los síntomas del primer trimestre nauseas matutinas sueño cansancio pero estamos re ansioso los dos de verlo a nuestro principe.

  2. Anita Hahn

    Yo estoy de 31 semanas. En todo el embarazo nunca tuve náuseas, malestar, asco por olores y sabores, tampoco acidez. Lo que hizo mucho más fácil comer más desde el principio. Ahora con 7 meses de embarazo aumente 11 kilos, y es difícil encontrar que ponerme, nada de lo q usaba antes me entra. Empezando por las blusas y remeras que van quedando cortas a medida que crece la panza. Todavía me puedo mover bien, hacer cosas solita, ya que siempre fui delgada, entonces lo q aumente no cambio para nada mi cuerpo y subí parejo. Estoy muy feliz y volvería a pasar por todo esto. Sentir a mi bebé moverse dentro mío es lo más maravilloso que puede existir. Ah y es Varón ???? como el padre esperaba????????

  3. Rocio

    Jannu,primero q nada, me encanto el post, 2do y emulando al viejo y querido Jorge Hané, estás mas linda q nunca!!! Y eso es mucho decir xq sos preciosa, así q imagínate! Por otro lado te cuento mi experiencia, yo estoy operada de la columna y cuando quede embarazada,para evitar problemas decidí q no iba subir de peso más q el indicado y fui a una nutricionista.Todo iba bien hasta q en el 6to mes(si no recuerdo mal) me diagnosticaron diabetes gestacional. Me explicaron q solo duraria el embarazo y q cuando “pariera” ya no tendría nada. Así q acepte el desafío(no tuve más remedio) y me sometí a todo lo q hiciese falta con tal de q mi beba estuviera bien. Inyecciones en la panza, muchos pinchazos y una dieta extrictisima de por medio, sobrevinieron los siguientes 3 meses. Finalmente con menos peso q el q tenía antes de quédar embarazada y por cesárea (programada x lo de la columna) nació Carmela hace ya 4 años perfecta de salud y con un peso excelente y te puedo asegurar q la mire en aquel momento y la miro ahora y digo, valió cada esfuerzo! Así q para adelante, a darle mucho amor a esta hermosa beba q en breve ya llega y a seguir como hasta ahora con esa energía q traspasa cualquier pantalla y que te va ayudar a superar cada nuevo desafío( q te cuento q son y serán muuchos) sabiendo q todo vale la pena cuando se trata de un hijo. Éxitos!!! ????

  4. Julieta

    Hola! Me encantó el post, soy mamá de 3 y puericultura aficionada, excelente el enfoque que le diste al tema y seguramente le será de gran ayuda a las mamás primerizas. En cuanto a la lactancia es un camino difícil pero el más hermoso, es importante que las mamás sepan que casi todos los problemas tienen solución con la ayuda adecuada. Te felicito! Y te deseo un nacimiento y lactancia felices!

  5. Flor

    Jannu! En un momento mientras leía el post pensé, Chloé tal vez lea esto en el futuro??. Me gusta como describís la experiencia y rescato lo de la lactancia. Es el momento para ustedes dos. Para exigencias físicas ya abrá tiempo. Mucho amor y paciencia ????

  6. Vicky

    Hola jannu!! En mi primer embarazo arranque con 50kls y lo termine con 62kls. Y como bien decís dar la teta es como hacer un deporte de alto rendimiento, hace que bajes mucho de peso y por eso tampoco es recomendable hacer dieta o deporte (en el caso de que no hayas movido un dedo antes). Ahora estoy en la recta final de mi 2do embarazo que lo arranque con 47.5 kls (nadaaa) y ahora voy 63.5 kls. Naturaleza sabia: en mi peso ideal termino con el mismo peso el embarazo ???????????????????????? ..
    conclusión: tiempo al tiempo. Todo vuelve ????????

  7. Luli

    Yo aumenté 21 kilos. Fue duro el tiempo post parto donde el bebé ya está afuera y tu cuerpo sigue siendo extraño, pero juro que todo vuelve a su lugar, mientras uno está distraído con los mimos y llantos del bebé y los bostezos y emotividades propias!!!! Todo nido y amor.

  8. Natalia

    Hola Jannu! Estoy de 35 semanas, es mi segundo embarazo. Llevo 14 kg y por momentos me siento enorme, torpe y pesada. A pesar que trato de disfrutar de mi bebé es lógico que nos sintamos inseguras respecto de los cambios en nuestro cuerpo, a veces me deprimo, me veo fea, luego se me pasa.
    Incluso mi piel en este último tiempo sufrió cambios, tengo manchas y acné y soy bastante hincha con el tema, ya que cuido mucho mi cutis pero aún así no los pude evitar.
    Me alegra leer q alguien público escriba sobre la vida real de las embarazadas y el post parto. No todo es como muestran las modelos, con su vida perfecta, siempre impecables y con sus lomazos al mes de parir.
    La maternidad es amor pero también cansancio, frustración, falta de tiempo para una misma…
    Mucha suerte! Y gracias!

  9. Sabrina

    Hola Janu…Estás diosa total!! Yo tengo 2 bellas princesas..una de 8 años y otra de casi 2 añitos. Fueron muy diferentes los embarazos..en el primero pasé muchisimo calor y en el otro no. Pero en los dos aumente más o menos lo mismo…9 kilos. Como tengo un problema en la cervical y columna, decidi cuidarme. De lo contrario los dolores eran muy grandes. En lo respecta a el cuidado de los bebés dps del nacimiento, varía mucho. De la primera gordita, tuve muchisima leche y tomo teta hasta el año. En cambio, de Isa, la más peque, no tuve leche debido a una complicación post parto, asi que tomó mamadera y sigue tomando. Te deseo lo mejor en esta nueva etapa que está por llegar..ser madre es una bendición…más allá del cansancio, las ojeras y las largas noches sin dormir…todo es pasajero…ya que el mejor regalo está por llegar!!!! Saluditos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *